Aprender y comprender los beneficios del CBD para tu propio uso personal es una cosa, pero decidir un tipo específico de producto que funcione para ti (y/o encontrar uno que realmente disfrutes tomando) puede ser otra cosa completamente distinta.

De hecho, hay docenas y docenas de diferentes «formas» de CBD en el mercado, desde tinturas orales estándar que se colocan debajo de la lengua, hasta gomitas comestibles,gominolas,cápsulas de gelatina blanda y cremas tópicas que se masajean en la piel. Algunas empresas incluso están desarrollando supositorios de CBD.

Como consumidor, es comprensible que esto dificulte un poco las cosas a la hora de elegir un producto a base de CBD que sea adecuado para ti y tus necesidades. ¿Optas por las gotas convencionales de aceite de CBD, o te decantas por la comodidad del CBD en forma de píldora? ¿Te quedas con las deliciosas ventajas de las gomitas de CBD, o quieres tratar el dolor y la inflamación localizada de las articulaciones?

En este artículo, además de hablar de las diferentes formas de productos de CBD disponibles en la actualidad, explicamos las ventajas y desventajas de cada una para que puedas elegir un producto eficaz que sea fiable y beneficioso para ti y tus necesidades.

.¿Cuántos tipos de productos de CBD existen?
Puedes encontrar cientos de tipos diferentes de productos de CBD a la venta online ,especialmente si tienes en cuenta cosas como las variaciones de sabor, etc.

Sin embargo, si lo desglosas de forma más general, verás que la mayoría de los productos de CBD se dividen en cinco categorías principales:

Aceites de CBD
pastillas/cápsulas de CBD
Vaporizadores de CBD (incluyendo cosas como dabs y concentrados de cera)
Cremas tópicas de CBD
Comestibles de CBD (incluyendo gominolas de CBD)

Existen otras formas de productos de CBD (como las bebidas de CBD, los supositorios, las pastillas, etc.), pero son mucho menos comunes y suelen entrar en la categoría de «varios»,más adelante pondré algún ejemplo.

La verdadera pregunta es, ¿cómo elegir entre los diferentes tipos de productos que existen? En otras palabras, ¿cuál es la diferencia «funcional» entre los aceites de CBD y las gomitas de CBD, por ejemplo, y cómo saber cuál es el mejor para ti y tus necesidades?

Siendo realistas, los aceites de CBD estándar (es decir, los que se dejan caer bajo la lengua y luego se tragan) han sido y siguen siendo la forma más común de consumo de CBD.

Dado que estos aceites se absorben a través de pequeños lechos capilares bajo la lengua, maximizan la cantidad de compuesto de CBD activo que está disponible para ser utilizado por las células del cuerpo. Esto se debe a que la pérdida metabólica a través del sistema digestivo se evita por completo – el CBD se absorbe directamente en el torrente sanguíneo y se pierde muy poco.

Los aceites de CBD se utilizan más a menudo para ayudar mas en cuestiones como el estrés y la ansiedad, pero también se pueden utilizar para ayudar con cosas como las migrañas, la inflamación, las convulsiones e incluso formas leves de dolor crónico.

Por supuesto, incluso los mejores aceites de CBD tienen sus inconvenientes y desventajas ,concretamente, algunas personas encuentran que no tienen un sabor tan maravilloso, y el hecho de tener que mantenerlos debajo de la lengua antes de tragarlos puede ser engorroso e incómodo para muchas personas.

Aquí es donde otras formas de productos de CBD pueden resultar ventajosas. Las píldoras y cápsulas de CBD son increíblemente cómodas, ya que todo lo que tienes que hacer es tragarlas con un trago de agua, pero también es probable que pierdas parte de la biodisponibilidad del compuesto durante la pérdida metabólica en el sistema digestivo.

Los aceites de CBD para vapear pueden ser un método muy potente (y sabroso) de consumir cannabidiol, pero la idea de la inhalación no es (comprensiblemente) atractiva para todas las personas.

Además, las cremas y lociones tópicas de CBD se han convertido en una opción muy viable a lo largo de los años, aunque estos productos suelen reservarse para aquellos que sufren de dolor en las articulaciones, y/o diversas formas de afecciones de la piel como el eczema o la psoriasis.

Por último, las gomitas de CBD (y otras formas de comestibles de CBD) pueden ser una opción maravillosa para aquellos que no disfrutan del sabor «terroso» del aceite de CBD. Además de la variedad de sabores y el buen gusto, la mayoría de las gomitas de CBD ofrecen una potente dosis (hasta 25mg) del compuesto activo más que suficiente para ofrecer alivio a una variedad de dolencias y desafíos médicos.

Productos de CBD «varios»:

La gente se ha vuelto muy creativa a lo largo de los años en un esfuerzo por distinguirse de la competitiva manada de lobos que es la industria del cannabis contemporánea.

La reciente introducción de los supositorios de CBD.
Lo creas o no, éste es un método muy potente y eficaz para hacer llegar el CBD a las células del cuerpo.

Otro método cada vez más popular de consumir CBD es en forma de ceras concentradas, shatter y crumble – a menudo denominados como «dabs».

Estos productos se pueden utilizar en un equipo de dab o en un vaporizador electrónico portátil, y suelen ofrecer dosis de CBD mucho más potentes que una dosis estándar que recibirías de una tintura sublingual o una cápsula oral.

Las bebidas de CBD (incluyendo cosas como el jarabe de CBD y el té o café de CBD) también se están haciendo cada vez más populares, ya que presentan otra opción para consumir cannabidiol en un formato conveniente, eficaz y delicioso.

Por último, algunas empresas se han vuelto muy creativas a la hora de desarrollar nuevas formas de productos de CBD, concretamente con la introducción de cosas como palillos de dientes con infusión de CBD, parches transdérmicos de CBD…

En definitiva, a los consumidores no les faltan opciones a la hora de elegir nuevos productos únicos e interesantes, y sólo podemos esperar a ver cuál será el próximo invento ingenioso.